Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Qué es la cultura?

Las culturas son construcciones sociales. Los elementos de la cultura son las normas sociales, los símbolos y los rituales. Estos factores conforman nuestra experiencia del mundo.

Además, la cultura es muy compleja y refleja la diversidad y riqueza de las experiencias humanas. Para entender la cultura en sus términos más generales, es necesario considerar primero sus diversos aspectos.

Las culturas pueden dividirse en tres categorías: Cultura material, Cultura simbólica y Construcción social.

Construcción social de la cultura

La teoría de Adorno sobre la construcción social de la cultura es una reafirmación fundamental del carácter político de la industria cultural y su aspecto formativo. Las industrias culturales son construcciones sociales que intentan sustituir la aprehensión de la realidad social.

La socialización es un proceso de reconstrucción cultural, no solo la línea divisoria entre ricos y pobres. El proceso de socialización tiene funciones tanto formativas como ideológicas, que se reflejan en los tipos de obras creadas y consumidas.

Lukacs sostiene que la producción cultural está ideológicamente motivada por la reificación capitalista. Como resultado, la cultura sirve como una socialización extra-productiva, sustituyendo la experiencia formativa fuera de la sociedad de trabajo. Lo hace ocultando la esencia de la formación efectiva.

El proceso de producción social revela la naturaleza oculta de la sociedad, pero también oculta los objetivos ideológicos de la producción social. Lukacs también sostiene que la cultura sirve de instrumento para el estatus hegemónico de la industria cultural.

Símbolos

Los símbolos de la cultura son prácticas culturales que utilizan objetos no materiales para transmitir tradiciones de comportamiento. Estas prácticas se denominan a veces culturas simbólicas. Los ejemplos más comunes de culturas simbólicas son la danza y el arte.

Sin embargo, hay muchas otras formas de expresión cultural. Las tradiciones simbólicas pueden ser tan importantes como las materiales. Pueden influir en el comportamiento humano, incluida la religión y la política. Estas tradiciones son también a menudo la base de la invención. He aquí algunos ejemplos.

El lenguaje es quizás la forma más común de cultura simbólica. Con más de 6.900 lenguas vivas, el uso de símbolos está muy extendido. Por ejemplo, las letras del alfabeto representan sonidos en las lenguas habladas.

En muchos casos, estos símbolos ayudan a las personas a relacionarse con su entorno y a entender sus historias. Una cultura puede tener muchos símbolos, pero no todos se basan en la propia lengua. Por ejemplo, una cultura puede estar muy arraigada a una determinada religión, mientras que otro grupo diferente puede no compartir esa tradición.

Rituales

La práctica de los rituales promulga, transmite y preserva los sistemas de creencias de una cultura. Independientemente del tamaño de una sociedad, los rituales son una fuerza esencial para mantener el statu quo.

Las representaciones rituales suelen estar controladas por grupos de poder que las utilizan para reforzar su propia importancia y sus sistemas de creencias. Los rituales en la cultura también proporcionan una sensación de control y confianza que facilita la acción ante el miedo y el peligro.

¿Qué es un ritual? Los rituales son una serie de actividades prescritas por las tradiciones religiosas o culturales de un grupo. Los rituales son comunes en todas las sociedades humanas, y muchos de ellos están diseñados para crear un efecto específico.

Algunos se utilizan para aumentar la moral de los empleados, fomentar una cultura comprometida y alcanzar los objetivos de la organización. Los rituales pueden ser muy simples y mundanos, como una reunión matutina, pero también pueden ser elaborados y simbólicos.

Cultura material

La cultura material se refiere a la evidencia física de la experiencia humana, y abarca una gran variedad de objetos. Desde los botones hasta las herramientas, pasando por la cerámica, las casas y las ciudades, la cultura material es un campo muy amplio.

Varía mucho en función de la época y la geografía, así como de los sistemas de creencias. Incluso si vivimos en la misma zona, tendremos culturas materiales muy diferentes a las de nuestros vecinos. Pero la cuestión fundamental de la cultura material es la misma: ¿cómo entendemos la experiencia humana?

La historia de una determinada comunidad humana puede contarse a través de su cultura material. Aunque las diferentes culturas y civilizaciones tienen diferentes formas de satisfacer las necesidades básicas, las comunidades humanas comparten ciertas preocupaciones fundamentales.

El refugio, la comida, el agua y la seguridad física son universalmente necesarios para la supervivencia. Las diferencias entre las comunidades humanas son notables, ya que reflejan la gran variedad de respuestas adaptativas a estos retos. La cultura material también puede revelar importantes procesos sociales y económicos que son únicos para cada comunidad.

Cultura inmaterial

Las prácticas culturales que no son materiales se denominan culturas no materiales. Entre ellas se encuentran las tradiciones, los estereotipos, los valores, las creencias y los roles sociales. Aunque la mayoría de estas cosas son tangibles, algunas existen en un ámbito simbólico e influyen en la producción y el consumo de la cultura material.

La cultura inmaterial incluye ideas, valores, normas y roles que no afectan directamente a los objetos materiales. Suelen estar influidos por las instituciones educativas. Los sociólogos estudian estos valores y normas para entender cómo las personas interactúan entre sí y desarrollan sus propias identidades personales.

Estas ideas y valores son los que conforman nuestra vida social. Sin ellos, estaríamos en un mundo sin sentido ni propósito. La cultura inmaterial es la base de la cultura material. He aquí algunos ejemplos de cultura inmaterial:

Contexto jurídico y político de la cultura

El derecho y la cultura están entrelazados y tienen muchas facetas. El concepto de cultura puede referirse a una agrupación social, subgrupo o institución. Sus manifestaciones incluyen artefactos, perspectivas filosóficas y organizaciones institucionales.

Sin embargo, hay dos aspectos principales de la relación entre el derecho y la cultura. Uno es que el derecho es la sustancia de la cultura, mientras que el otro es su expresión en la cultura. Este último aspecto es el más controvertido.

La cultura política es el producto de una colectividad. Estas culturas pueden ser nacionales, regionales, de clase o de partido. Los estudios se centran en las culturas políticas de los países, aunque algunos también se han centrado en la cultura de unidades definidas territorialmente a nivel subnacional.

En general, las culturas políticas establecen los límites de lo que se considera un comportamiento político aceptable. En Estados Unidos, la cultura política es en gran medida tácita, pero es una práctica común aceptar los resultados de las elecciones sin violencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *